Un año de lab en movimiento

Gracias a un equipo motivado y bullanguero

Cuando en mayo de 2012 abrimos las puertas de Conectarlab ya habíamos logrado congregar un variopinto equipo, estaba en marcha nuestro equipamiento básico, y se iban aclarando las líneas de trabajo.

Pasó ya un largo año y muchas de esas iniciativas llegaron a buen puerto, por diversas razones el equipo se fue afinando, y solo quedamos 1/3 de la dotación original.

Consecuentemente la modalidad de trabajo fue modificándose en forma sustancial. Mientras que en el año 2012 el trabajo fue fundamentalmente experimental, de ensayo y error, trabajando en el diseño de prototipos y apuntando en forma indistinta a nuestras cinco áreas fundacionales de trabajo (Aprender por pantallas, Cultivar economías de abundancia, Rediseñar espacios educativos, Narrar con todos los sentidos, Conocer a través de códigos y bits), el día a día actual es más reflexivo, más analítico, más orientado a ver qué cosas funcionaron y por qué, y cuáles no pudieron tomar vuelo, y al mismo tiempo enfatizar mucho más en los mapas conceptuales, en las relaciones entre nuestro trabajo y el de otras instituciones.

Hemos mejorado mucho en aspectos puntuales de diseño y programación, nuestra página esta recibiendo numerosos artículos nuevos por semana (incluso de colaboradores invitados), nos hemos convertido en observadores de nosotros mismos, nuestra epistemología se refina cada día, y estamos colaborando entusiastamente con diversas cátedras afines (tanto argentinas como regionales e internacionales) en la construcción de humanidades digitales en la región.

Como siempre seguimos participando de eventos y mesas redondas, damos conferencias y charlas y aportamos más que un granito de arena para la construcción cotidiana del universo digital.

Varias veces intentamos resumir lo que hacíamos en una serie de videos que ilustraron nuestras actividades y un primer intento en esa dirección fue con la interesante animación que hicieron Pablo Boido y Magui Siffredi a fines de Octubre

Sin embargo nos debíamos una síntesis un poco más visual que englobara nuestros programas de trabajo, que mostrara la alegría y el desparpajo con que trabajamos en esos momentos de inicio, y sobretodo, la feliz acogida que tuvo nuestro trabajo en talleres, en las provincias, en los barruntos de labs hermanos, algunos de los cuales van en el buen camino y siguen o perfeccionaron nuestros pasos.

En homenaje al equipo inicial del Lab, a todos los cursantes y colaboradores, y sobretodo a la gente que participó de nuestras propuestas y desafíos les regalamos el video que terminó de armar Valeria Larrart y que nos devuelve, con cierta nostalgia y al mismo tiempo como estímulo a nuevas reinvenciones, lo que fue el primer año de vida del Lab de Conectar Igualdad

Gracias a todos.

One Response to “Un año de lab en movimiento”

Deja un comentario

 

Últimos artículos

Big Brain Project

Todos somos inventores*

Abrir la caja negra