La BiciCIcleta de ConectarLab

Un proyecto para cargarte de energía

Una tendencia ya instalada e indiscutible de las ciudades modernas, es sin dudas, el uso de bicicletas como medio de transporte. Desde preocupaciones ecológicas hasta una manera rápida y económica de trasladarse de casa al trabajo, la bici es sin dudas una opción irremplazable a la hora de movernos en las grandes urbes. Y ni hablar de movimientos como “Masa crítica” donde la muchedumbre pedalea a favor de distintas causas, como ser “queremos más bicisendas”, “tratamos de pasarlo bien paseando juntos”, “defendemos una forma de vida más social”, “queremos reafirmar nuestro derecho a circular”, “se trata de ser más solidarios”.

La bicicleta , artefacto tecnológico y social

La paternidad de la bicicleta se le atribuye al barón Karl von Drais, un inventor alemán que nació en 1785. Su rudimentario artefacto, creado alrededor de 1817, se impulsaba apoyando los pies alternativamente sobre el suelo.[1]

El diseño de este vehículo ha ido evolucionando con el paso del tiempo. Pero más allá de los cambios morfológicos que este dispositivo tecnológico ha sufrido en sí, hay otros aspectos más profundos para reflexionar y analizar.

Para ello resulta interesante revisar la investigación que realizaron el ingeniero holandés Wiebe Bijker y el sociólogo inglés Trevor J. Pinch, en La construcción social de hechos y de artefactos: o acerca de cómo la sociología de la ciencia y la sociología de la tecnología pueden beneficiarse mutuamente[2] donde hacen un estudio empírico de la ciencia y de la tecnología desde la perspectiva del constructivismo social.

Tomando el caso de objetos como la bicicleta, pudieron determinar qué problemas son relevantes, los grupos sociales implicados con el artefacto y los significados que dichos grupos le dan: un problema es definido como tal sólo cuando hay un grupo social para el cual el mismo constituye un “problema”.

Los autores concluyen que “la sociología de la tecnología está aún subdesarrollada en comparación con la sociología del conocimiento científico. Sería una vergüenza si los avances generados en este último campo no pudieran ser utilizados para echar luz en el estudio de la tecnología. Por el otro lado, pareciera ser fructífero incluir diversos grupos sociales en el análisis, y existen algunas indicaciones de que este método puede también tener frutos para el estudio social de la ciencia. De tal modo nuestra perspectiva integrada indica cómo la sociología de la ciencia y la sociología de la tecnología pueden beneficiarse una a la otra”.

ConectarLab no es ajeno a este tipo de reflexiones, por ello durante el año 2012 interpretamos y trabajamos sobre algunas de estas ideas auscultando como la tecnología pude ser consecuencia denecesidades sociales, pensando y generando proyectos que pudieran servir para mejorar algunos de los problemas del aquí y el ahora.

Fue así que nuestras ideas fluyeron y se encaminaron con paso firme hacia tres puntos claves:

  • Indagar sobre las posibles integraciones de generación de energías “limpias” en el uso de las netbooks
  • Asociar una actividad usualmente descrita como “sedentaria” (usar la compu) al ejercicio físico.
  • Ensayar posibles respuestas a problemas de suministro de energía eléctrica en zonas aisladas donde haya llegado (y eté llegando) el plan Conectar Igualdad.

La propuesta se concretó en el diseño de una bicicleta que generara energía cinética a partir del pedaleo, convirtiéndose en una estación de carga para las netbooks entregadas por el programa CI.

Proyectos inspiradores

Los primeros recorridos fueron destinados a la investigación sobre proyectos innovadores en el mundo que incluyeran el uso de bicicletas. Fue así que descubrimos el desarrollo realizado por “Hybrid2”, obra del diseñador Chiyu Chen.

Este sistema de bicicletas generador de energía, es capaz de obtenerla mediante dos formas: la de toda la vida que es producida gracias al pedaleo, y la más novedosa, gracias al sistema de frenado regenerativo “hybrake”, un sistema muy similar al que hoy en día utilizan otros medios de transporte sostenibles.

Gracias a una red eléctrica inteligente, esta energía queda almacenada para que luego los autobuses puedan recargarse con facilidad.

 

Otro referente internacional importante fue Rock the bike, colectivo de inventores, ingenieros y artistas de California que trabajan en la difusión de la cultura de la bicicleta mediante el uso de diversos dispositivos basados en su uso.

No se puede pasar por alto el prototipo WifiPed, presentado en el Kitchen Budapest, un artefacto proveedor de electricidad que es impulsado por la fuerza de pedaleo del ciclista. El movimiento de rotación de la bicicleta puede ser fácilmente utilizado para la generación de electricidad en el deporte, que alimenta el router Wi-Fi.

También compartimos en el Lab la experiencia del grupo argentino Musicleta, proyecto inspirado en las alternativas energéticas del Green Future Field, del Glastonbury Festival y en los escenarios de “Rinky Dinky” y “Mandala Stage” donde la energía necesaria se genera principalmente a través de bicicletas, paneles solares y otros dispositivos de energía alternativa. Así fue cómo imaginaron posible crear algo similar combinando la bicicleta original con desarrollos propios.

Su propuesta consta de dos bicicletas tándem fijas que, gracias a la participación del público (pedaleando), es la principal fuente de energía que alimenta el Escenario Fijo (Sector Aldea Ecológica) y un carro de paseo. Este carro incluye espacio para un solista/dúo con sonido móvil, alimentado con baterías cargadas a pedal previamente. El carro circula por el predio utilizando su sonido independiente sumando esta alternativa a su sistema de energía de reserva.

Nace la BiciCIcleta de Conectar Igualdad

Ya orientados en nuestras ideas, esbozamos los posibles diseños de nuestra  bici de carga.

 

bici_baja

 

Luego, nos contactamos con quienes colaborarían en este proyecto. Fue así que el Taller Origami construyó nuestra bicicleta y Shivatek estuvo a cargo del desarrollo del circuito de carga y del display luminoso.

¿Cómo funciona nuestra BiciCIcleta?

La bicicleta consta de tres partes principales:

  • la bicicleta (con el generador)
  • La “caja de poder” (donde se alberga la batería y los circuitos, entre otros)
  • El indicador de potencia

Bicicleta:

Está construida para optimizar la transformación de la energía mecánica en energía electrica: Genera la mayor cantidad de giros en su rueda (revoluciones) con la menor cantidad de pedaleo posible (una vuelta completa de pedaleo genera tres vueltas completas en la rueda). Por eso, la rueda es del mayor tamaño posible (rodado 28).

En contacto con la rueda se encuentra un motor, que funciona como generador.

Los motores generan movimiento de su eje al ser alimentados eléctricamente. Pero el fenómeno funciona también en reversa: si el eje del motor es movido mecánicamente, éste genera electricidad. De este fenómeno se vale la biciCIcleta. El tipo de motor utilizado (motor de corriente continua e imán permanente de industria nacional) es el más eficiente en su tipo para su uso como generador. Una vuelta completa de rueda genera catorce vueltas en el eje del motor. Un pedaleo completo genera tres vueltas de rueda y cuarenta y dos vueltas de motor.

Caja de poder:

Dentro de la caja de poder se encuentra:

  1. Una batería (12 V y 36 amper) de ciclo profundo: Es la “pila” que cargamos al pedalear y que, a su vez, carga la netbook (puede cargar hasta tres simultáneamente).
  2. Un banco de resistencias, encargado de disipar los excesos de carga (una vez que la batería se encuentra “llena”)
  3. Un circuito regulador de carga: cuando la batería está cargada por completo, el circuito automáticamente desvía la carga que se genera al pedalear hacia el banco de resistencias que se encarga de disipar esa electricidad en forma de calor. De esa manera se protege a la batería de sobrecargas.
  4. Una fuente de tipo switching: Se encarga de elevar el voltaje de la batería (12) para cumplir con la tensión que requiere la netbook (19 V.)

Indicador de potencia

Mediante un microcontrolador (Arduino), se mide la potencia que genera el usuario al pedalear en tiempo real. Estos valores se traducen a una barra de luces (LEDs) que indican la potencia. Mientras más rápido se pedalee, más luces se van a prender en la barra.

La BiciCIcleta es hoy una realidad que forma parte de los productos de ConectarLab, pensada a partir de los principios de sostenibilidad, replicabilidad y escalabilidad que enmarcan a nuestro programa.

 

Referencias:

Prezi BiciCIcleta

http://es.scribd.com/doc/95373660/Pinch-Bijker
http://edant.revistaenie.clarin.com/notas/2009/10/15/_-02019450.htm
http://es.wikipedia.org/wiki/Bicicleta

 

[1]Fuente Wikipedia

[2] Publicado originalmente como “The Social Construction of Facts and Artifacts: Or How theSociology of Science and the Sociology of Technology Might Benefit Each Other”, en Bijker, W.;T. P. Hughes y T. Pinch (eds.) (1987), The Social Construction of Technological Systems. New Directions in the Sociology of Science and Technology, Cambridge, The MIT Press

Deja un comentario

 

Últimos artículos

Big Brain Project

Todos somos inventores*

Abrir la caja negra