Hackatón Musical

A la búsqueda de un giro en la industria musical argentina

Entre el 11 y el 14 de abril tendrá lugar en Tecnópolis la segunda edición del Mercado de Industrias Culturales Argentinas (MICA). El evento es organizado por la Secretaría de Cultura de la Nación, conjuntamente con el Ministerio de Industria, el Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto, el Ministerio de Trabajo Empleo y Seguridad Social, el Ministerio de Turismo y el Ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios.

El MICA es el primer espacio en la Argentina que concentra en un mismo lugar, las diferentes actividades de las industrias culturales con el objeto de generar negocios, intercambiar información y presentar su producción a los principales referentes de todo el mundo. Los sectores que participan son: artes escénicas, audiovisual, diseño, editorial, música y videojuegos.

Dado mi interés en la ética hacker y mi entusiasmo por el open source hardware y otras temáticas relacionadas, la dirección del Sector Música se puso en contacto para que fuera parte de la organización de una “Hackatón Musical” que duraría los 4 días del MICA. El equipo organizador fue formado por Mateo CarabajalJorge Crowe, Mateo Ferley (de Wazzabi), la gente de Estado Lateral, y yoNuestro trabajo fue preparar los fundamentos del evento y entre otras cosas formular la convocatoria para la participación. El evento fue dirigido a aquellos programadores, diseñadores y artistas interesados en la música que estuvieran dispuestos a cranear durante 4 días hacks para la industria musical argentina.

Los participantes fueron seleccionados de acuerdo a su campo de trabajo, su experiencia y sus intereses. Se coordinaron reuniones previas y hubo una fértil discusión respecto de cómo se trabajaría.

El término hackatón surge de las palabras hack y maratón, entendiendo por hack una “intervención, modificación o reconfiguración de un sistema o dispositivo para darle un uso innovador, creativo y/o poco convencional distinto del original”. Se trata de eventos dedicados a generar soluciones innovadoras y útiles a problemas específicos en un tiempo acotado (por lo general de un par de días). Estas soluciones casi siempre son prototipos y sientan las bases para futuros desarrollos. Los objetivos principales son: la creación o reinvención de proyectos libres (gratuitos y de código abierto) que sirvan a la comunidad y la generación de un espacio de trabajo intensivo y colaborativo.

En el caso de esta “hackatón musical”, el plan es identificar problemáticas de la industria musical (tanto argentina como global), y luego trabajar en el desarrollo de ideas creativas que intenten solucionarlas.

Además de un nutrido equipo de entusiastas del hardware, el software, la música y otras artes, habrá algunos luthiers (cuyo taller estará próximo al sector de la hackatón), y se unirán fuerzas para desarrollar nuevos objetos, dispositivos o aplicaciones en una maratón de trabajo en conjunto. También alentaremos el crossover o cruce entre disciplinas, como por ejemplo entre la danza y las artes audiovisuales a partir de la captura de movimiento y la generación de material audiovisual en tiempo real.

Durante la primer jornada se llevará a cabo el brainstorming y postulación de ideas, delineación de proyectos, se formarán los grupos y se definirán los pasos a seguir. El viernes será la primera de las dos jornadas de trabajo intensivo, y el sábado a última hora se delineará el cierre de los proyectos. El domingo, acercándonos al cierre del MICA, se presentarán los trabajos realizados, se darán charlas sobre los resultados y experiencias obtenidos, y se discutirá cuál es el futuro de los mismos. El objetivo de la hackatón es obtener prototipos y no productos terminados, por lo que definir de qué manera la comunidad podrá avanzar sobre lo producido será uno de los puntos más fuertes del evento.

Deja un comentario

 

Últimos artículos

Big Brain Project

Todos somos inventores*

Abrir la caja negra