Entrando al aula del futuro

NAO, el robot educativo humanoide, llegó a la Argentina.

No cabe dudas de que después de la informática e Internet, la robótica constituye una de las nuevas revoluciones tecnológicas en el campo de la información automatizada. La demanda de más ingenieros especializados en esta rama, no condice siempre con la capacitación y elección de los estudiantes. Pensándolo así, desde la educación urge buscar nuevas estrategias para satisfacer las necesidades de la sociedades líquidas.

Una novedosa plataforma de aprendizaje para los distintos niveles de la educación es el robot NAO, creación de la empresa francesa Aldebaran Robotics. Fundada en 2005, con oficinas en Francia, China y Estados Unidos, ha lanzado este robot humanoide que se ha convertido en una plataforma de ámbito internacional para la educación y la investigación. Más de 480 prestigiosas universidades, laboratorios y centros de educación secundaria de todo el mundo como ser: Universidad de Hardvard, MIT, Universidad de Tokio, Imperial College de Londres, Instituto Louis Le Grand de París entre otras trabajan a diario con él. También en latinoamérica, Chile, Paraguay y Brasil cuentan con NAO en sus Universidades.

Uno de sus fundadores, Cedric Vaudel, estuvo de visita en Buenos Aires para la presentación del robot ante referentes educativos de Universidades e Instituciones educativas argentinas para difundir las distintas prestaciones de NAO en este entorno. Una impecable demostración de las posibilidades que ofrece, desde la ductilidad de su software de programación hasta la fundamentación pedagógica y terapéutica de este simpático robot fueron parte de la jornada de la que participó ConectarLab.

Dice Cedric: “Los robots impactarán de manera positiva en nuestras vidas, como lo han hecho los ordenadores personales y los dispositivos móviles durante las tres últimas décadas. Los robots cambiarán el modo en que aprendemos, trabajamos y nos comunicamos. Los robots como NAO han pasado de ser objetos de ciencia ficción a una respuesta realista al envejecimiento de la población y al número creciente de personas pendientes. Aldebaran Robotics desarrolla soluciones prácticas para la vida diaria realizando investigaciones en áreas como la terapia para niños autistas, la interacción entre humanos y robots y la robótica personal”.

De la mano de la empresa argentina Zenta producciones, NAO está desembarcando en Argentina con la esperanza de integrarse a instituciones educativas que quieran aprovechar todo su potencial.

El alto precio del robot desalienta especulaciones acerca de una incorporación masiva del humanoide. Además si atendemos a la resistencia con la que la innovación tecnológica es mirada desde el campo educativo, podemos imaginar al mismo tiempo ojos fruncidos frente a propuestas como éstas, siendo que en nuestros lares (aunque a países como USA no les va mucho mejor), son demasiados los problemas analógicos que tenemos, antes de poder imaginar que las soluciones digitales los disolverán ineludiblemente.

Pero precisamente porque los problemas son tantos, porque las soluciones convencionales están dejando de funcionar en todos los terrenos, y porque en un mundo crecientemente programado, quienes no programemos estamos ya siendo programados, la apuesta por NAO es un buen analizador que cuestiona truísmos y actitudes reduccionistas, y nos revela un terreno más de problematicidad que debe agudizar la capacidad reflexiva de la pedagogía, orientarnos acerca de nuestros errores convencionales en ese área y plantear algunas variantes heuríticas que debemos empezar a transitar. Algo que haremos en próximas notas sobre NAO y sus propuestas.

 

 

 

Deja un comentario

 

Últimos artículos

Big Brain Project

Todos somos inventores*

Abrir la caja negra